martes, 26 de julio de 2016

El incendio de una gran reserva de petróleo pudo matar a los dinosaurios

Posted By: Sergio Primiani Di Dionisio - 23:02
Hace unos 66 millones de años, al final del período del Cretáceo, una gran roca llegada del espacio impactó contra la Tierra en lo que hoy es Chicxulub, México, provocando la extinción de los dinosaurios y de gran parte de la vida existente. Científicos de la Universidad de Tohoku y del Instituto de Investigación Meteorológica de la Agencia Meteorológica de Japón comparten esta historia, ampliamente aceptada por la comunidad científica, pero introducen una pequeña variación que explican en la revista Scientific Reports. A su juicio, el asteroide fue, en efecto, el asesino, pero faltaba por identificar el arma del crimen.

Los investigadores creen que el asteroide cayó sobre las grandes reservas de petróleo de Chicxulub, donde dejó un cráter de más de 180 km de ancho, lo que provocó un incendio descomunal que expulsó grandes cantidades de hollín a la estratosfera. Esto causó a su vez un enfriamiento global, sequía en vastas extensiones del planeta y el cese limitado de la fotosíntesis en los océanos. El resultado: adiós a los dinosaurios y adiós a los amonitas, unos depredadores marinos parecidos a calamares.

El profesor Kunio Kaiho y su equipo analizaron las moléculas orgánicas sedimentarias en dos lugares diferentes: Haití, que está cerca del lugar del impacto, y España, mucho más lejos. Los investigadores encontraron que la capa de impacto de ambas áreas tiene la misma composición de moléculas orgánicas quemadas que muestran alta energía. Esto, en su opinión, es el hollín del impacto del asteroide.

El polvo no es suficiente

El hollín es un aerosol fuerte, que absorbe la luz. Teorías anteriores habían sugerido que el polvo del impacto pudo haber bloqueado el Sol, o que los sulfatos pudieron haber contaminado la atmósfera. Pero los investigadores japoneses creen que es poco probable que el fenómeno hubiera durado el tiempo suficiente como para haber llevado a una extinción tan masiva.

La nueva hipótesis planteada por el equipo de Kaiho dice que el hollín de los hidrocarburos sí podría haber causado un prolongado período de oscuridad que diera lugar a un descenso de la temperatura atmosférica. Es decir, cuando el asteroide golpeó la región rica en petróleo de Chicxulub, una enorme cantidad de hollín fue expulsado y se extendió a nivel mundial. Los aerosoles de hollín enfriaron el clima de la Tierra y la fotosíntesis cesó en los océanos en los primeros años, seguido de un enfriamiento de la superficie del agua en los océanos en los años siguientes. Este rápido cambio climático pudo estar detrás de la importante pérdida de criaturas marinas y terrestres.

-ABC.es

0 comentarios:

Publicar un comentario

Copyright © 2015 .

Designed by Templatezy & Copy Blogger Themes