Header Ads

Última hora

Hallan agua en un enorme asteroide metálico

Astrónomos han descubierto posible evidencia de la presencia de agua en la superficie del asteroide metálico más grande en el sistema solar.

Denominado 16 Psyque, el bólido es uno de los más masivos del cinturón de asteroides, que mide 300 kilómetros de diámetro y está formado por metal de níquel-hierro casi puro. Se cree que el núcleo es el remanente de un embrión planetario que fue mayormente destruido por impactos hace miles de millones de años.

Las observaciones anteriores de Psyque no habían mostrado ninguna evidencia de agua en su superficie. Pero en un artículo aceptado en The Astronomical Journal, Vishnu Reddy, profesor asistente en el Laboratorio Lunar y Planetario de la Universidad de Arizona, sostiene que las nuevas observaciones del Infrared Telescope Facility de la NASA muestran evidencia de compuestos volátiles tales como agua o hidroxilo, un radical libre que consiste de un átomo de hidrógeno unido a un átomo de oxígeno, en la superficie de Psyque.

En la atmósfera de la Tierra, el hidroxilo es extremadamente reactivo y ayuda a eliminar muchos compuestos químicos. Por lo tanto, también se le conoce como el "detergente de la atmósfera", informa la Universidad de Arizona en un comunicado.

"No esperábamos que un asteroide metálico como Psyque esté cubierto por agua y/o hidroxilo", dijo Reddy, segundo autor del estudio dirigido por Driss Takir del Servicio Geológico de EE.UU. en Flagstaff, Arizona. "Se cree que los asteroides ricos en metal como Psyque se han formado en condiciones secas sin la presencia de agua o hidroxilo, por lo que las observaciones nos sorprendieron en un primer momento", dijo.

Los resultados son interesantes en el contexto de un proyecto de misión de 500 millones de dólares para enviar una nave espacial a Psyque, actualmente en revisión por la NASA. Las imágenes tomadas por una nave espacial en órbita del asteroide nos permitiría distinguir entre el agua y el hidroxilo en la superficie.

Los asteroides son fragmentos restantes de la formación del sistema solar que hoy giran alrededor del Sol entre las órbitas de Marte y Júpiter. La mayoría de ellos se dividen en dos grandes categorías: los ricos en silicatos, y los ricos en carbono y compuestos volátiles. Los asteroides metálicos, tales como Psyque son extremadamente raros, por lo que es un laboratorio para estudiar cómo se formaron los planetas.

Mientras que la fuente de esta agua en Psyque sigue siendo un misterio, Reddy y sus colegas proponen dos mecanismos posibles para su formación.

"Creemos que el agua que vemos en Psyque podría haber llegado a su superficie por asteroides carbonosos que impactaron en el pasado distante", dice Reddy. "Nuestro descubrimiento de carbono y agua en un asteroide que no se supone que tenga dichos compuestos, apoya la idea de que estos bloques de construcción de la vida podrían haber sido entregados a la Tierra a principios de la historia de nuestra historia del sistema solar", dijo Reddy, que descubrió impactadores carbonosos ricos en compuestos volátiles en la superficie del asteroide Vesta mediante el estudio de las imágenes de la misión Dawn de la NASA. Como alternativa, el hidroxilo puede ser el producto del viento solar que interactúa con minerales de silicato en la superficie de Psyque.

Para explorar más a fondo la hipótesis del carbono y el agua suministrada a los cuerpos protoplanetarios por asteroides en el sistema solar, la Universidad de Arizona lidera la misión Osiris-Rex de la NASA para traer de vuelta una muestra del asteroide carbonoso Bennu en 2023.

- cienciaplus

No hay comentarios